Posteado por: AdM | 29 abril 2010

Cultura Oficial vs. Cultura No-Oficial

Simplemente me pareció que este artículo, publicado en el libro “UFO´s and the National Security State…” de Richard Dolan, merece su lectura y reflexión, pues habla de Norteamérica, pero análogamente se puede trasladar al ámbito local y con otras cuestiones de la realidad de nuestro país:

Algunas son Verdades, y algunas otras son Verdades Oficiales.

En 1937, por ejemplo, Joseph Stalin autorizó el primer censo soviético de la década. Basándose en estimaciones del crecimiento del 1920, él esperaba un total de cerca de 170 millones de personas. Desafortunadamente, los números cayeron a un total de 156 millones, y Stalin no quedó del todo satisfecho. En lugar de averiguar qué le había sucedido al resto de las 14 millones de almas perdidas, Stalin divisó una simple solución: hizo que la mayoría de los censistas fueran ejecutados, el resto llevados al Gulag. Dos años después, un censo mucho más ameno en 1939 contaba a 170 millones, el cual se convirtió en el número oficial.

Cualquiera que haya vivido en una sociedad represiva sabe que la manipulación oficial de la verdad ocurre diariamente. Pero todas las sociedades tienen sus mayorías y sus minorías. En todos los tiempos y lugares, es la minoría la que hace las reglas, y es la minoría la que ejerce influencia dominante sobre lo que llamamos la cultura oficial. Mientras que la solución de Stalin a su problema del censo fué extrema, todas las élites se toman el cuidado de manipular la información publica para mantener las estructuras de poder existentes. Es un juego muy antiguo.

Como en cualquier otro lado, América también tiene sus temas que son demasiado sensibles para discutir abiertamente sin resentir algún poderoso interés. Los OVNIS siempre han sido uno de esos temas, desde el punto de vista de una combinación de negación oficial, secretismo extremo, el ridículo público, y una creencia popular conectada a ellos. Oficialmente, los OVNIS no existen, y son discutidos en público como una especie de broma, o talvez como una especie de cliché cultural. Sin embargo, el 80% de los Americanos creen en ellos. ¿Por qué existe semejante disparidad? Después de todo, la mayoría de los Americanos creen en Dios, y sin embargo no existe ningún ridiculismo oficial vinculado con esta creencia. Podría ser que la creencia en los OVNIS sea – a pesar de lo raro que pueda parecer al principio – algo subversiva?

Richard M. Dolan

“UFO´s and The National Security State: An Unclassified History, Volume One: 1941-1973”, Keyhole Publishing Company.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: