Posteado por: AdM | 10 septiembre 2010

A nueve años del 11 de septiembre.

A nueve años del 11 de septiembre
por Thierry Meyssan*

El tiempo pasa. Nueve años después de los atentados que enlutaron al pueblo estadounidense, la lucidez y la tenacidad de Thierry Meyssan están dando sus frutos. Una amplia mayoría de personas de todo el mundo no creen ya en la versión oficial del gobierno estadounidense. Ese fenómeno ha cobrado fuerza en los propios Estados Unidos, donde el más reciente sondeo revela que el 74% de los estadounidenses dudan actualmente de la versión oficial. Los propios responsables de la comisión investigadora presidencial admiten ahora que no están convencidos en cuanto al informe que ellos mismos firmaron. El tenaz iniciador de este debate estima que, en vez de proseguir la polémica sobre la tan cuestionada credibilidad de la versión oficial, ha llegado el momento de recurrir a la ONU y de emprender acciones concretas contra los verdaderos culpables.



Ya estamos conmemorando el 9º aniversario de los atentados del 11 de septiembre, que sirvieron de pretexto para desencadenar una guerra cuyos promotores aspiraban a un conflicto armado de carácter perenne. Después de haber matado cerca de 3 000 personas en Estados Unidos, los organizadores de los atentados causaron la muerte de más de un millón de personas más en Afganistán y en Irak. El plan que habían trazado incluía la continuación de la matanza mediante la destrucción de Siria e Irán. Pero no han logrado –por el momento– concretar esa fase de su proyecto.

En ocasión de este triste aniversario, los mismos que atribuyeron a los islamistas la responsabilidad de su propio crimen antes de devastar el Medio Oriente musulmán, ahora tratan de imponer un nuevo montaje. Un falso debate sobre la construcción de un centro musulmán en Manhattan estremece Estados Unidos, mientras que otro falso debate acompaña la anunciada quema de ejemplares del Corán.

En el contexto de esas provocaciones, las autoridades estadounidenses no dejarán pasar la ocasión de tratar de hacernos creer que intervinieron para garantizar la libertad de culto en su propio país, con la esperanza de hacernos olvidar así que los masivos crímenes que ellas mismas cometieron en el Medio Oriente fueron perpetrados en un clima de verdadera cruzada en contra del Islam.

Pretenden impedir así que tomemos conciencia de su fracaso en convencernos. Hace 9 años, yo me encontraba solo cuando refutaba las mentiras sobre el 11 de septiembre, cuando denunciaba que se estaba produciendo un golpe de Estado orquestado por el complejo militaro-industrial, cuando alertaba sobre los proyectos belicistas del nuevo Imperio. A pesar de los insultos, a pesar de las amenazas y los ataques, he recorrido el mundo abriendo los ojos de la opinión pública internacional y desmontando la ideología de la guerra de civilizaciones.

No he podido desarrollar ese trabajo en Estados Unidos, donde fui declarado persona non grata. A pesar de ello, después de asimilar el golpe y aceptar el duelo, valientes estadounidenses han enarbolado la bandera de la verdad en su propio país. Los sondeos demuestran que cada año se suma un 10% más de los estadounidenses a la masa de gente que cuestiona la versión oficial redactada por la Comisión Kean-Hamilton. Más del 70% de los estadounidenses, incluyendo a los propios señores Kean y Hamilton –los encargados de imponer definitivamente la versión gubernamental–, hoy la ponen en duda. A ese ritmo, dentro de 3 años toda la población estadounidense en su conjunto rechazará la versión oficial.

Hoy somos mayoría los que a través del mundo exigimos que se haga la luz sobre esos crímenes. Estados Unidos y el Reino Unido utilizaron el 11 de septiembre para justificar ante la ONU la invasión que desencadenaron contra Afganistán e Irak. No se trata, por lo tanto, de una cuestión de carácter estrictamente nacional sino de un asunto de envergadura internacional. Ha llegado el momento de que la Asamblea General de las Naciones Unidas instaure una comisión investigadora, reúna los elementos que ya son de público conocimiento y adopte acciones concretas de acusación contra los verdaderos sospechosos.

Si nuestros seres queridos encontraron la muerte entre las ruinas del World Trade Center o entre los escombros de las casas bombardeadas en Kabul y Bagdad, si nuestros hijos cayeron bajo el fuego de las fuerzas ocupantes o si murieron tratando de ocupar el Medio Oriente, la realidad es la misma para todos.

Todos somos víctimas del mismo sistema. Tenemos que luchar todos juntos para que se sepa toda la verdad y para que los culpables sean castigados, porque no lograremos la paz sin alcanzar la justicia.

Thierry Meyssan

Analista político francés. Fundador y presidente de la Red Voltaire y de la conferencia Axis for Peace. Última obra publicada en español: La gran impostura II. Manipulación y desinformación en los medios de comunicación (Monte Ávila Editores, 2008).

Fuente: Voltairenet.org

Posteado por: AdM | 7 septiembre 2010

Chemtrails, Buenos Aires, 07/09/10.

Estas fotos son de aproximadamente las 12:00 hs. en dirección este-oeste, la estela luego se fue desplazando hacia el norte a medida que se iba expandiendo.

Este artículo escrito por Mila Dosso en el diario Norte describe de manera brillante a los contenidos horrendos de nuestra televisión basura y lo relaciona con la imágen de la mujer  según los medios de comunicación audiovisuales.

Disfruten:

Asquea ver, día a día, tanta degradación. Y lo que más repugna es comprobar que, en las situaciones de máximo bochorno, todos los programas de espectáculos —Tinelli en la cresta de la ola—, absolutamente todos, alcanzan los más altos puntos de rating. Millones de personas “disfrutando” de ese esquivo placer por lo perverso, cuando arrecian las trifulcas infladas ex profeso y las imágenes de alguna vedette, diva, actriz o vaya a saber qué, desnudando —sin pena ni gloria— su cuerpo, sus miserias, su desmedida codicia por ser “figura” y sometiéndose sonriente y feliz a todo tipo de vejaciones y manoseos del conductor o de algún figurón espantoso e impresentable como Ricardo Fort.

Bailando por un sueño es tal vez el más representativo de estos programas en los que se ofrecen -con anuencia para rozar la más barata pornografía sin siquiera guardar la mínima estética, no pretendamos un asomo de ética- todos los ingredientes: las participantes cada vez más desnudas, el zoom de la cámara apuntando estratégicamente a escotes y traseros tan parados y abultados que resultan grotescos, chocantes, antinaturales; y chistes discriminatorios para alguna desconocida y pobre infeliz como Zulma Lobato, o títulos de “señora” y “diva” para las figuritas mediáticas más tilingas y taquilleras de la farándula. Sexo y violencia.

Convengamos que no es sólo Tinelli. Todos los medios de comunicación reproducen los estereotipos sociales de género en los que se basa la discriminación de las mujeres. Desde la publicidad hasta los noticieros muestran una de dos imágenes, nada más: o sólo madre y ama de casa, feliz de que los grandes monopolios le brinden productos de limpieza, electrodomésticos y analgésicos de venta libre para entregarse a su fatal destino sin dolores musculares; o, en el otro extremo, “modernas” y “exitosas” féminas que trabajan fuera de casa. En el último caso, eso sí, siempre será empresaria, profesional o secretaria ejecutiva, pero jamás una de las mujeres que pasan más de ocho horas plantadas ante un cajero o en cualquier fábrica o taller. Pero ama de casa o trabajadora extra-doméstica, la mujer siempre destellará bella, elegante y sexy, porque conseguir, tener o mantener un marido/amante a su lado debe ser uno de sus objetivos primordiales, casi excluyente. Hay que decir que también, de la mano de la insufriblemente “culta” Graciela Alfano o de la irresistible (por adefesio) Moria Casán, se puso de súper onda otra “transgresión” en la pantalla: las escenas y juegos lésbico-eróticos entre mujeres son un producto más para el ratoneo del consumidor masculino. Y presentado como un logro de equidad de género, allí también estarán los strippers masculinos o los pavorosos Ricky Fort haciendo maniobras, piruetas o histeriqueos de lo más excéntricos que, supuestamente, nos erotizan a las mujeres tal como las cabriolas femeninas los vuelven locos a ellos. Mientras, en los noticieros, a las mujeres nos asesinan en crímenes “pasionales”, lo cual sugiere, obviamente, que hemos colocado ornamentos en la frente del compañero o que éste simplemente lo sospecha, o que no le gustó la mirada que nos pegó el colectivero de la 101 al pasar. Obviamente —y también— cabe colegir que el muy bueno nos amaba con locura y fuimos nosotras las únicas culpables: lo defraudamos y lo condujimos al crimen. Aunque hay excepciones en las que se muestra a las mujeres tal cual somos, lo cierto es que lo absolutamente predominante es que se muestre la imagen de lo que se espera que seamos. La utilización en los medios, sobre todo en la TV, de un lenguaje sexista, ordinario y vacuo que insulta a las mujeres, las humilla, las subordina o reduce su condición y su aporte a un desfile de tetas, traseros y bocas pulposas y rígidas supone una afrenta, una violencia subterránea y psicológica contra ellas, consentida por toda la sociedad. Es, lisa y llanamente, uno de los modos que asume la violencia de género.

Y no es casual que esté presente en la TV. ¿Qué hay entre bambalinas? Primero hay que decir que, detrás de Tinelli —uno de los empresarios más importantes de los medios de comunicación, que esta semana dio otra “gran nota” y rompió todos los rating con el escándalo entre Pachano y Alfano—, necesariamente existe una productora y un canal que emite. ¿De quién es “Ideas del Sur”? ¿Y quién es dueño del canal donde está Tinelli? Responderse a estas preguntas puede ser muy revelador. Sobre todo para comprender que nada es casual ni inocuo; que detrás de esta “tinetilinguización” hay poderosos intereses a los que les es harto conveniente darle mucho circo a la gente. La televisión es un vehículo de control. Es el símbolo de la cultura de masas, esa cultura que se convierte en incultura cada vez mayor para aumentar su aceptación entre el público, que no busca otras opciones mejores (las hay) y se vuelve dócil, deja de pensar. Se convierte en un consumidor, una mercancía visual diseñada por el mercado que se rige por la pauta publicitaria mediante el ránking, el valor de cambio. Si es una estrategia de adormecimiento, ¿qué reacción se pretende impedir? Conviene no olvidar que siempre que el pueblo estuvo adormecido ocurrieron hechos atroces que todavía hoy nos lastiman.”

Fuente: diario Norte a través de 1984nwo.net

Posteado por: AdM | 29 abril 2010

Cultura Oficial vs. Cultura No-Oficial

Simplemente me pareció que este artículo, publicado en el libro “UFO´s and the National Security State…” de Richard Dolan, merece su lectura y reflexión, pues habla de Norteamérica, pero análogamente se puede trasladar al ámbito local y con otras cuestiones de la realidad de nuestro país:

Algunas son Verdades, y algunas otras son Verdades Oficiales.

En 1937, por ejemplo, Joseph Stalin autorizó el primer censo soviético de la década. Basándose en estimaciones del crecimiento del 1920, él esperaba un total de cerca de 170 millones de personas. Desafortunadamente, los números cayeron a un total de 156 millones, y Stalin no quedó del todo satisfecho. En lugar de averiguar qué le había sucedido al resto de las 14 millones de almas perdidas, Stalin divisó una simple solución: hizo que la mayoría de los censistas fueran ejecutados, el resto llevados al Gulag. Dos años después, un censo mucho más ameno en 1939 contaba a 170 millones, el cual se convirtió en el número oficial.

Cualquiera que haya vivido en una sociedad represiva sabe que la manipulación oficial de la verdad ocurre diariamente. Pero todas las sociedades tienen sus mayorías y sus minorías. En todos los tiempos y lugares, es la minoría la que hace las reglas, y es la minoría la que ejerce influencia dominante sobre lo que llamamos la cultura oficial. Mientras que la solución de Stalin a su problema del censo fué extrema, todas las élites se toman el cuidado de manipular la información publica para mantener las estructuras de poder existentes. Es un juego muy antiguo.

Como en cualquier otro lado, América también tiene sus temas que son demasiado sensibles para discutir abiertamente sin resentir algún poderoso interés. Los OVNIS siempre han sido uno de esos temas, desde el punto de vista de una combinación de negación oficial, secretismo extremo, el ridículo público, y una creencia popular conectada a ellos. Oficialmente, los OVNIS no existen, y son discutidos en público como una especie de broma, o talvez como una especie de cliché cultural. Sin embargo, el 80% de los Americanos creen en ellos. ¿Por qué existe semejante disparidad? Después de todo, la mayoría de los Americanos creen en Dios, y sin embargo no existe ningún ridiculismo oficial vinculado con esta creencia. Podría ser que la creencia en los OVNIS sea – a pesar de lo raro que pueda parecer al principio – algo subversiva?

Richard M. Dolan

“UFO´s and The National Security State: An Unclassified History, Volume One: 1941-1973”, Keyhole Publishing Company.

Posteado por: AdM | 18 abril 2010

Sueños de Libertad

¿Por qué tenemos estos sueños de libertad? ¿Qué es lo que está funcionando tan mal en el mundo como para querer ser libres cuando en apariencia lo somos?
¿O eso es lo que creemos?

Es cada vez más evidente para todos aquellos que estamos participando en este despertar de la conciencia que las cosas en nuestra queridísima Tierra no están funcionando como deberían. Aquel mínimamente sensible ante la situación de sus semejantes no se embarca en uin crucero que consume cien millones de litros diarios de gas oil y que se dirige a las playas privadas de alguna isla en donde a la vuelta de la esquina se mueren de hambre miles de personas por año. ¿Inconcientes, insensibles o ignorantes? Nada de lo anterior lo justifica. Si aceptamos vivir en un mundo globalizado no podemos mirar para otro lado, la información está a disposición de todos, o al menos de aquellos que pueden embarcarse en un crucero. Con esto no quiero decir que uno deba privarse de disfrutar de unas merecidas vacaciones, siempre y cuando estemos dentro del ámbito de la moral, cosa que está faltando bastante últimamente desde que la gente se empecina en confundir derechos con deseos.

Vemos cada vez más el aumento del odio, la violencia y el individualismo, y todas estas cosas están siendo deliberadamente implantadas desde lo alto de la pirámide de poder. Acordémonos que la división le otorga una mayor posibilidad de control y manipulación a los amos del mundo. Las divisiones de clases, de razas, sexos y religiones no son más que una mera ilusión que se pretende empujar a la fuerza dentro de nuestras mentes ya de por sí debilitadas mediante los métodos conocidos como la televisión, el fanatismo deportivo y la oferta permanente de sexo. Oferta esta última que generalmente presenta modelos de hombres y mujeres que no concuerdan con el 90% del común de la población, lo cual es una completa irrealidad y no hace otra cosa más que producir insatisfacción dando como resultado más violencia.
La mayoría de las publicidades presentan productos y servicios que solo son accesibles para una minoría de la población.

Se nos enseña que debemos desconfiar de todo y de todos, de los desconocidos, de los conocidos, de nuestros maestros y profesores, de nuestros vecinos y pronto de nuestros padres, hermanos y de nuestros hijos, quizás también de nuestros perros y gatos, son todos ellos potenciales ladrones, terroristas, batidores, asesinos, violadores depravados y pedófilos. De esta manera se nos controla mediante el miedo, y cortamos nosotros mismos toda posibilidad de comunicación, que es el arma más efectiva para contrarrestar el abuso del poder, la comunicación significa compartir la información, y quien controla la información controla el poder.
Se nos manipula desde la genial teoría bautizada por David Icke como “problema-reacción-solución”, ¿cómo funciona esto?:

PROBLEMA:
A) cierto sector del poder necesita un mayor control de las actividades que realizan los ciudadanos, y para esto necesita que nosotros aprobemos unas medidas extremas, por ejemplo: mayor cantidad de cámaras de vigilancia en lugares públicos = menor privacidad. Esto no lo aprobaríamos así como así.
B) entonces se nos presenta un problema artificialmente exagerado: inseguridad extrema.

REACCIÓN:
C) La gente sale a pedir a gritos mayor intervención policial, mayores controles, en fin, cualquier cosa que evite la proliferación de más violencia e inseguridad.

SOLUCIÓN:
D) El estado crea nuevos organismos policiales o parapoliciales, instala cámaras de vigilancia y hasta puede llegar a intervenir líneas telefónicas y correos electrónicos. Y de esta manera logra su objetivo original de establecer un sistema de mayor control, no ya de sus ciudadanos, sino de sus súbditos.
E) Las medidas anteriores no evitan nada y de todas maneras el problema persiste ya que las cuestiones de base nunca se tratan ya que implicaría la instalación de Políticas de Estado A LARGO PLAZO. Pero estas últimas no son compatibles con el mayor deseo de quienes detentan el poder: más poder en el MENOR PLAZO POSIBLE.

Si somos concientes de esta metodología, entonces estaremos en condiciones de compartir nuestro conocimiento con el fin de crear conciencia en los demás, y es en esto que debemos trabajar con la mayor rapidez posible. De otra forma nos veremos sumidos en el más perverso estado dictatorial, cosa que en nuestro país ya estamos comenzando a vislumbrar.
Hablemos cara a cara, difundamos la información.

Si soñamos con la libertad es porque no somos libres, y ese es el bien más preciado, no podemos esperar a luchar por ella.

Posteado por: AdM | 25 marzo 2010

Gripe A o El Marketing del Miedo

En este momento en el cual se acaba de lanzar la campaña de vacunación contra la Gripe A en la Argentina (que gracias a Dios por ahora no es obligatoria), creo más que conveniente mostrarles esta serie de impecables videos como para que todas aquellas personas que todavía siguen en la duda, tengan en cuenta esta más que valiosa información.

Véanlos y dufúndanlos lo más vasta y rápidamente posible:

Parte 1:

Parte 2:

Posteado por: AdM | 24 enero 2010

¿Por qué Argentina es pobre?

En este video se muestra de manera muy directa y didáctica el problema argentino de la “pobreza funcional”, que no es otra cosa que un estado del cual ciertos intereses se benefician, particularmente aquellos que ostentan el poder bajo la bandera de “populistas” y  a expensas de mantener una clase social pobre cada vez más extensa y cada vez más sometida e ignorante.

Este video no tiene desperdicios:

Fuente.

Posteado por: AdM | 2 enero 2010

Nikola Tesla – Homenaje

Para aquellos que conocen ya algo de la historia de este gran hombre, entonces este artículo tiene la intención de ser un homenaje, y para los que no lo conocen o solo lo han oído mencionar, pues espero que esta serie de dos videos les sirva para adentrarse en la apasionante vida y obra de un hombre que fue callado y pisoteado, como tantos otros, por la ambición de numerosos banqueros y empresarios.

Nikola Tesla, de origen Serbio-Croata, posteriormente radicado en Estados Unidos es la persona a quien le debemos nuestra gratitud por ser el padre de una gran cantidad de elementos tecnológicos sin los cuales hoy en día nos sería muy difícil vivir como por ejemplo la corriente alterna, el motor eléctrico de corriente alterna, la transmisión de electricidad por aire, la transmisión de ondas de radio, etc., etc. Lamentablemente y como la historia suele ser escrita de manera parcial, a Nikola Tesla se lo ha dejado en el olvido excepto porque su apellido simboliza hoy en día a la unidad de flujo electromagnético, precisamente: el Tesla.

Es sabido hoy que las patentes que han sido aprovechadas -al menos para el público en general- de su autoría son muy pocas en comparación con otras que han sido adquiridas -por no decir secuestradas– por la oficina de patentes norteamericana, entre las cuales existe un dispositivo, luego aprovechado por Bernard Eastlund (padre del HAARP) para la invención de tan versátil y poderosa máquina. Este es tan solo un ejemplo de como los inventos más relevantes han sido apropiados por la oficina de patentes para se luego vendido a las más poderosas empresas, en especial a aquellas relacionadas con los sectores de la energía y defensa.

Aclaremos que cualquier invento que nos libre de la dependencia de la actual tecnología obsoleta en especial en materia de producción de energía, atenta severamente contra los intereses de multinacionales, petroleras, automotrices, bancos y financieras, y sobre todo otorgaría al ciudadano común una libertad infinitamente mayor, cosa que hoy en día es lo que (in)justamente se busca limitar. Es en este sentido que las patentes de Tesla eran particularmente peligrosas para los intereses de los amos del mundo. Hoy mismo se podría ponerle fin a los problemas energéticos y por ende alimenticios y de transporte si la élite estuviese dispuesta a permitir el uso público de muchas de las patentes de Tesla asi como las de muchos otros genios olvidados. Tan solo para mencionar a algunos: Viktor Schauberger o John Searl, sobre quienes en un futuro estaré publicando también algún homenaje.

Pues es este entonces mi sencillo homenaje a uno de los más grandes inventores del siglo XX, y es un pequeño grano de arena para que se lo recuerde como debió recordárselo siempre. Ojalá algún día su vida y obra vuelva a ser materia de estudio en escuelas y universidades.

¡Que lo disfruten!:

Parte 1 de 2:

Parte 2 de 2:

Posteado por: AdM | 25 diciembre 2009

TV-Basura, una reflexión.

Hace poco tiempo, mirando uno de los canales de nuestra televisión abierta, escuchaba a un personaje mientras hablaba de Marcelo Tinelli, y lo que decía en ese momento me horrorizó, pero luego pensando un poco en frío pensé que tal vez no estuviese tan errado.

Esta persona decía que mucha gente hablaba acerca de una “Tinellización de la TV argentina”, y que esta gente se refiere a ese fenómeno como algo terrible, y en efecto yo pienso igual, pero luego, este hombre prosiguió diciendo que él difería en cuanto a esa opinión ya que considera que Tinelli es uno de los mejores como conductor y como productor ya que ha logrado ratings hasta ahora impensados, que había logrado adaptarse a los cambios que implica un programa de TV semejante, y posteriormente concluyó en que en definitiva, la televisión es un negocio, y como tal, Marcelo Tinelli cumplía a la perfección su rol en ese negocio, que es imponer algo y venderselo a la mayor cantidad de gente posible.

Y en esa última opinión es en donde me detuve a pensar un poco, y de repente se me ocurrió que tal vez tendríamos que dejar de pedirle a la televisión que mejore sus contenidos, tendríamos que dejar de esperar de la televisión algo que nunca dió ni que nunca más va a dar y que es información de buena calidad, en definitiva, tenemos que dejar de pedirle peras al olmo.

En definitiva, si pensamos en la televisión como un negocio, como un comercio que vende un producto, pues bien, que venda toda la basura que quiera, al final la decisión de comprar o no, es nuestra, ejerzamos ese poder de decisión, sin nadie que la mire, la televisión no existe.

Ante lo anteriormente expuesto, propongo que la solución para estos problemas es sumamente sencillo: apagar el televisor. Si, automáticamente con ese sencillo acto impedimos que impresentables de todo tipo, desinformadores, payasos mediáticos, publicidades con mensajes subliminales y toda clase de basura penetre en nuestras mentes ya de por sí bastante bombardeadas con problemas de la vida cotidiana.

Tampoco creo que absolutamente todos los contenidos de la TV sean basura, existen algunos pocos buenos canales de documentales o de películas, pero el problema radica en que los canales que venden basura suelen ser los más publicitados, los de mayor llegada y por ende los que más estragos producen en una sociedad en donde los valores de la familia están cada vez más deteriorados, en donde muchos padres con tal de que sus hijos no los molesten, les instalan un televisor en sus cuartos y permiten que éstos últimos miren lo que sea sin ningún tipo de control.

Utilicemos al aparato televisor responsablemente, tal vez como una extensión del reproductor de VHS o DVD, es decir de tal manera que nosotros elijamos el contenido y no que necesariamente tengamos que elegir entre una serie de canales predeterminados, situación que se agrava para aquellos que no tienen acceso a la TV por cable. Propongo algo similar a lo que hacemos con internet, elegir nosotros mismos, con responsabilidad y lucidez qué es lo que queremos ver, leer, o escuchar.

Posteado por: AdM | 14 diciembre 2009

De la Servidumbre Moderna

“Toda verdad atraviesa tres estadíos; en primer lugar se le ridiculiza; en segundo lugar se le oponen violentamente; finalmente se le acepta como si fuese una evidencia.”

Schopenhauer

De la servidumbre moderna es un libro y un documental de 52 minutos producidos de manera totalmente independiente; el libro (y el DVD que contiene) es distribuido gratuitamente en algunos sitios alternativos de Francia y de América Latina. El texto fue creado en Jamaica en octubre de 2007 y el documental fue terminado en Colombia en Mayo de 2009.  Existe de él una versión en francés, en inglés y en español. La película ha sido elaborada a partir de fragmentos malversados de películas de ficción y de documentales.

El objetivo central de esta película es poner al día la condición del esclavo moderno en el marco del sistema totalitario mercantil y dar a conocer las formas de mistificación que ocultan esta condición servil.  Fue concebida bajo la única intención de atacar de frente la organización dominante del mundo.

En el inmenso campo de batalla de la guerra civil mundial, el lenguaje constituye una de nuestras armas. La intención es llamar las cosas por su nombre y revelar la esencia escondida de la realidad a través de la manera como es llamada. La democracia liberal, por ejemplo, es un mito ya que la organización dominante del mundo no tiene nada de democrático ni de liberal.  Es, entonces, urgente sustituir el mito de la democracia liberal por su realidad concreta de sistema totalitario mercantil; se trata de divulgar esta nueva expresión a modo de una línea de pólvora dispuesta a incendiar las mentes con el desenmascaramiento de la naturaleza profunda de la dominación presente.

Algunos querrán encontrar aquí soluciones o respuestas preconcebidas del género “¿Cómo hacer la revolución?”.  Este no es el propósito de esta película. Se trata más bien de hacer la crítica precisa de la sociedad a la que debemos combatir. Esta película es ante todo una herramienta militante cuyo propósito es hacer que la mayoría se cuestione y que la crítica se propague allí donde no tiene acceso. Las soluciones y los elementos del programa debemos construirlos juntos a través de la práctica. No necesitamos un gurú que venga a explicarnos cómo debemos actuar: la libertad de acción debe ser nuestro rasgo característico. Quienes desean continuar siendo esclavos esperan su mesías o la obra que bastaría seguir al pie de la letra para lograr ser libre. Ya hemos visto muchas de esas obras o de esos hombres en la historia del siglo XX que se propusieron constituir la vanguardia revolucionaria y conducir al proletariado hacia la liberación de su condición; los resultados de esa pesadilla hablan por sí mismos.

Aquellos que dirán que esta obra no es lo suficientemente revolucionaria o realmente radical o incluso una incitación a la violencia, que propongan su propia visión del mundo en el que vivimos. Entre más difundamos estas ideas, más podrá surgir la posibilidad de un cambio radical.

La crisis económica, social y política ha revelado el fracaso patente del sistema totalitario mercantil. Una brecha se ha abierto. Ahora se trata de atreverse (lanzarse) sin miedo pero de manera estratégica. Sin embargo hay que reaccionar rápidamente ya que el poder, perfectamente informado sobre el estado de la radicalización de las contestaciones, prepara un ataque preventivo sin precedentes. La urgencia de los tiempos nos impone la unidad más que la división ya que lo que nos une es más profundo que lo que nos separa. Es siempre muy cómodo criticar lo que hacen las organizaciones, los individuos o los diferentes grupos inspirados por la revolución social, pero, en realidad, estas críticas provienen de la voluntad inmovilista que intenta convencernos de que nada es posible. No hay que equivocarse de enemigo. Las viejas discusiones bizantinas  en el campo revolucionario deben dar lugar a la unidad de acción de todas nuestras fuerzas.  Hay que dudar de todo, incluso de la duda.

El texto y la película están libres de derechos, y pueden ser copiados, difundidos y proyectados sin la menor duda.  Son además gratuitos y no pueden ser vendidos ni comercializados bajo ninguna circunstancia. Sería incoherente proponer una crítica de la omnipresencia de las mercancías con otra mercancía. La lucha contra la propiedad privada, intelectual u otra, es nuestra fuerza de ataque contra la dominación presente.

Esta película, difundida por fuera de cualquier circuito legal o comercial, no puede existir sin el apoyo de las personas que organizan la difusión o la proyección. No nos pertenece, pertenece a quienes quieran tomarlo para lanzarlo a la línea de fuego.

Jean-François Brient et Victor León Fuentes

Fuente

« Newer Posts - Older Posts »

Categorías